Sobre la relación de Ron y Hermione en Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

Uno de los temas peores tratados por las películas de Harry Potter es el enfrentamiento entre Ron y Hermione por Scabbers y Crookshanks. Harry Potter y el prisionero de Azkaban es una de las películas más fieles al libro en cuanto al desarrollo de la trama pero su tratamiento de esta disputa y en especial el maltrato al personaje de Ron hacen que no cause la buena impresión que debería.

85

Empecemos viendo como trata el tema la película.

En la película solo vemos una escena de Ron pidiendo a Hermione que por favor mantenga alejado a Crookshanks de Scabbers muy al principio, una Scabbers que en ningún momento se muestra que esté enferma ni que Ron se esté preocupando para nada en medicarla como si sucede en los libros. Es una Scabbers que Ron casi olvida llevarse a Hogwarts si no es porque su madre corre tras el tren en marcha para entregársela. La importancia de Scabbers para Ron es nula.

Si avanzamos en la peli hasta la parte en la que Scabbers desaparece de repente, Ron acusa a Crookshanks de habérselo comido sin tener pruebas, al no haberse mostrado en ningún momento ataques de Crookshanks contra la rata y Hermione defiende sin ceder a su gato. Ambos están enfadados con el otro pero no se muestra como un tema importante no se muestra un Ron con los sentimientos heridos, Crookshanks podría haberle derramado un bote de tinta sobre sus apuntes de pociones y la reacción hubiera sido la misma. Básicamente vemos a Ron comportándose como un capullo.

Momentos después el trio se encuentra en la cabaña de Hagrid donde este entrega a Ron su rata diciéndole que debería vigilar más a su mascota. Automáticamente se enmarca a Ron como el culpable de la situación ante la audiencia. Para más inri Hermione en lugar de simplemente estar contenta porque su gato al final no se había merendado a la mascota de su amigo inmediatamente interviene diciendo “Le debes una disculpa a alguien”.

Ron contesta maleducadamente perdiendo de nuevo la simpatía de la audiencia cuando dice “De acuerdo, la próxima vez que vea a Crookshanks le haré saber” provocando a Hermione el enfado de su vida.

Nada de esto ocurre así en el libro. Para nada.

En primer lugar, desde que Crookshanks ve a Scabbers hace varios intentos de acabar con su vida delante del trio haciendo que la preocupación de Ron sea cada vez mayor. Esto ocurre en parte porque Hermione permite a Crookshanks estar cerca de Scabber sin ninguna vigilancia a pesar de que Ron le pide varias veces que no sea así. Porque Ron en el libro se preocupa por Scabbers. A pesar de ser heredada de Percy y un poco inútil Ron quiere mucho a Scabbers.

Recordemos que cuando cree que está enferma porque perdió peso y pelo le compra un tónico bastante caro y ya sabemos la situación económica de Ron, además la llevaba siempre en el bolsillo de la chaqueta para protegerla de Crookshanks. Scabbers es su mascota y Ron se preocupa por ella, se nos muestra en la trama que Ron lo pasaría mal si algo malo le ocurriera.

Teniendo todo lo anterior en cuenta cuando efectivamente Scabbers desaparece el enfado de Ron en el libro tiene todo el sentido del mundo. Ron está profundamente dolido y se enfrenta a Hermione mientras que ella niega que su gato haya tenido nada que ver.

Y si, quizá Ron está siendo un imbécil al decidir dejar de hablarle a Hermione por esto (Algo que Harry también le hace durante la discusión que tienen ambos por el tema de la saeta de fuego, lo cual queda convenientemente fuera de la peli) pero mirémoslo desde el punto de vista de Ron.

Crookshanks lleva intentando comerse a Scabbers todo el año y cuando él le pide repetidamente a Hermione que lo mantenga alejado de su rata ella en ningún momento lo hace. Cuando considerando las circunstancias Scabbers desaparece con pruebas de que ha sido culpa del gato Hermione sigue sin aceptar siquiera la posibilidad de que esto haya ocurrido así. Defendiendo sin ninguna duda a Crookshanks quien repito, teniendo en cuenta las circunstancias casi con seguridad se había comido a Scabbers.

Y un apunte más, Harry se muestra tan convencido como Ron de que el culpable es Crookshanks aunque no se lo haga saber a Hermione. ¿Por qué no debería Ron estar enfadado con ella? ¿Por qué no iba a querer Ron que Hermione admitiera al menos la posibilidad de que hubiera ocurrido? Su mejor amiga ha estado todo el año ignorándolo y ahora parece que le importan muy poco sus sentimientos porque es demasiado orgullosa como para aceptar que se equivocó. Es normal que se enfadase ¿No creéis?

Y aquí viene el momento clave. Cuando Hermione se acerca a Harry y Ron para contarles las noticias sobre el juicio de Buckbeak, algo mucho más importante, los 3 hacen las paces. De hecho es Ron el que más hace por arreglarlo. Veamos.

Fragmento del libro para hacer memoria. Harry Potter y el prisionero de Azkaban página 291.

“No pueden hacerle esto”, dijo Harry, “No pueden. Buckbeak no es peligroso”

“El padre de Draco hizo que el comité tomara esa decisión” dijo Hermione secándose las lágrimas, “Ya sabes como es. Son una panda de viejos idiotas y consiguió asustarlos. Habrá una apelación pero no veo que haya ninguna oportunidad de cambiar nada”.

“Sí que la habrá” Dijo Ron confiado. “No tendrás que hacer todo el trabajo tu sola esta vez Hermione, yo te ayudaré”.

“Oh Ron!” Hermione lo abrazó y se echó a llorar. Ron la consoló tímidamente colocando la mano derecha en su espalda. 

Finalmente Hermione se retiró de él. 

“Ron, siento mucho lo de Scabbers” dijo Hermione todavía llorando.

“Bueno, estaba ya muy vieja” Dijo Ron “Y la verdad es que no servía para mucho. Nunca se sabe, quizás Papá y Mamá me compren ahora una lechuza.”

Harry apenas aporta nada en esta escena, y es sobre todo Ron quien busca la reconciliación con Hermione. Esto tiene sentido al concernir la discusión a ellos dos principalmente, pero hay que señalar que nadie presiona a Ron a perdonarla y no se lo piensa en ningún momento.

De hecho se está ofreciendo a ayudarla incluso antes de que Hermione le pida disculpas y una vez que lo hace al momento trata de hacer que no se sienta tan mal quitándole importancia al tema. No hace uso de la disculpa ni de tener razón e inmediatamente evita cualquier hostilidad.

Esto ocurre en el capítulo 15 de un libro de 22. Hermione y Ron no están enfadados hasta el final del 3er año como muestra la película. Hermione en el libro se disculpa por lo de Scabbers y Ron en ningún momento se comporta como un imbécil con el tema. El resto del libro consiste en Ron trabajando en la apelación de Buckbeack día y noche mientras que Hermione se prepara para todos sus exámenes, preocupada por sus horarios imposibles al haberse matriculado en tantas asignaturas.

En mi opinión Ron se comporta como un gran amigo con Hermione, al igual que ocurre al contrario, solo que las películas por el motivo que sea no querían mostrarlo.

Un comentario sobre “Sobre la relación de Ron y Hermione en Harry Potter y el prisionero de Azkaban.

  1. En mi humilde opinión, todos estos detalles de los libros que se han perdido en el transcurso de las películas lo hacen porque todas esas pequeñas partes que suprimen debido a que la duración de la película es limitada se van juntando y poco a poco hacen que las películas sigan una línea distinta a la de los libros. ¯\_(v.v)_/¯

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s